SALUD

Como recuperar la confianza tras una caída

Las imágenes están sujetas a los derechos del autor.

Algunas personas de la tercera edad temen caer. Ese temor puede ocasionarles serios problemas. Muchos se preocupan al momento de realizar sus actividades y pierden primeramente la confianza en sí mismas y su independencia.

La OMS indica que las caídas en los adultos mayores son la segunda causa mundial de muerte por traumatismos impensados, que requieren atención médica inmediata.

Sin embargo, superar las secuelas de una caída no es una cuestión física, sino también es de confianza.

Confiar de nuevo

Todos podemos tropezar y caer en algún momento del día en la casa como también en la calle, sin importar la edad.

Por ello, conforme vamos cumpliendo años, las caídas por muy leve que puedan ser podrían causar traumas a nuestro cuerpo y que, a la vez, no se recupere con la misma rapidez ni resistencia de cuando éramos jóvenes.

Primordial que los adultos mayores tengan actividad física.

Es más, para muchas personas no es fácil aceptar la edad, pero sería determinante a la hora de tener mucho cuidado, entender nuestras limitaciones y volver a confiar en nuestro cuerpo tras ese resbalón.

No forzar el cuerpo

Por ello, es fundamental ir poco a poco y sin forzarnos, sería lo principal para recuperar la confianza tras una caída, tal y como lo dice el Colegio de Psicólogos de Madrid en su guía para ayudar a las personas mayores a superar estas situaciones.

También, mencionan que es importante ignorar lo que ha ocurrido, pues resulta temerario pensar que va a volver a suceder.

Escuchar a nuestra mente y cuerpo, valorar que podemos y que no hacer. Caminar despacio nos ayudará a darnos cuenta de nuestra capacidad y recuperar de nuevo el valor.

Por otro lado, todos estos consejos deben estar acompañados de una actitud positiva, paciente y tolerante. Autocriticarnos no ayudará a que nuestra recuperación sea más rápida, ni que nuestro cuerpo vuelva a moverse como antes.

Por esa razón, la conexión entre la mente y el físico están muy conectados y debemos ayudarla. Porque, al contrario, criticarnos de forma negativa solo perjudicará el proceso y lo hará largo y difícil para las personas.

Aquí te presentamos algunas medidas simples y prácticas para evitar un resbalón.

  • Hacer ejercicio o caminar con regularidad
  • Utilizar calzado apropiado
  • Incorporarse muy lento después de estar sentado o acostado
  • Revisar los medicamentos que están tomando
  • Revisar regularmente la visión
  • Consultar con un fisioterapeuta sobre las caídas
  • Aprender maniobrar la cabeza por si tienen mareos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *