SALUD

Crecer saludable y bien alimentado

Las imágenes están sujetas a los derechos del autor.

La alimentación debería ser correcta durante los primeros cinco años de un niño. Es fundamental porque el organismo del niño se encuentra en desarrollo, razones por lo que es vulnerable ante cualquier problema nutricional.

Los primeros cinco años de vida, es un lapso crítico para la salud física y otros aspectos de la vida de los niños.

Por lo tanto, estudios revelan que todo lo que sucede en ese tiempo puede tener un efecto en la infancia, incluso en la edad adulta.

Mientras tanto, la pediatra Mónica Moretzsohn, titular del departamento científico de Nutrición de la Sociedad Brasileña de Pediatría (SBP), resalta que en los primeros años de vida son primordiales.

Ya que, se forman más de un millón de nuevas conexiones neuronales, y con una dieta saludable determina un adecuado desempeño y aumento de peso.

A partir de entrevistas con pediatras, nutricionistas, y consultas con guías alimentarias elaboradas, te contamos todo en este post lo que un niño debe comer para garantizar una adecuada nutrición.

Leche materna

Primeramente, la leche materna es la única que contiene anticuerpos y otras sustancias que pueden proteger al bebe de muchas enfermedades.

Los médicos la recomiendan como lactancia exclusiva hasta los seis meses de edad.

Igualmente, los médicos recomiendan que la madre tenga especial cuidado con su propia alimentación en este lapso de amamantar, con la finalidad de asegurar una leche nutritiva.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda amamantar al bebe hasta los 2 años o más si es necesario.

El niño debe tener buena alimentación para garantizar su nutrición.

El suministro de alimentos

De acuerdo a la SBP, los primeros alimentos se deben suministrar a partir de los seis meses de edad. Comenzando con leche materna con papilla y puré de frutas una vez al día hasta los ocho meses.

A partir del noveno mes, los especialistas recomiendan pasar gradualmente a la comida familiar, con algunos ajustes en los alimentos y condimentos.

Esta introducción a la comida debe incluir cereales, 50% de verduras, legumbres, proteínas animales y hortalizas. Se puede condimentar con perejil, cebollín, romero y albahaca, pero sin sal hasta llegar a los 5 años.

Al mismo tiempo, la clave para que nuestros hijos tengan buenos hábitos, es fundamental una alimentación saludable con actividades divertidas, para que los niños estén motivados a comer todos los grupos de alimentos.

Una buena nutrición es una parte muy importante del estilo de vida sana del niño.

El decálogo de la alimentación saludable     

Los alimentos deben estar distribuida de la siguiente manera:

  • Variada
  • Sana
  • Equilibrada
  • Nutritiva
  • Apetecible
  • Divertida
  • Sorprendente
  • Ordenada
  • Consistente
  • Educativa

¿Sabes si su comida es equilibrada? !Revísalo¡

  • Primer plato: Debe contener arroz, legumbres, pasta, ensaladas o verduras; alimentos energéticos ricos en hidratos de carbono.
  • Segundo plato: Puede ser carne, pescado, derivados o huevos. Alimentos aporta hierro y nutrientes, con ensalada, verduras algunas no siempre fritas.
  • Postres: ¿Qué mejor que una fruta fresca, o un lácteo como el yogur?.

Por consiguiente, la pediatra Moretzsohn resalta que es muy importante variar los alimentos del grupo, porque cada alimento tiene una composición diferente y necesaria para su organismo en desarrollo.

Por lo que recomendó consumir más alimentos saludables, y menos alimentos procesados o industrializados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *