NOTICIAS

Ejército venezolano y la guerrilla

Las imágenes están sujetas a los derechos del autor.

El ejército venezolano mantiene una ofensiva en la frontera con Colombia que representa un gran reto por la presencia de la guerrilla.

Para reestablecer las relaciones entre Colombia y Venezuela, la Fuerza Armada venezolana vela para garantizar la seguridad fronteriza entre ambos países.

Domingo Hernández Lárez, comandante de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), anunció el 30 de noviembre el despliegue de militares.

Estas unidades militares patrullaran los pasos informales, conocidos como “trochas”, en los estados Táchira, Apure, Zulia y Amazonas.

Ejército venezolano tiene un gran reto

Despliegue que ocurre después que Gustavo Petro asumió la presidencia de Colombia, y se comprometió a rehacer lazos amistosos con Venezuela.

Por lo tanto, el compromiso de ambos gobiernos quedó sellado en septiembre con la reapertura de la frontera.

Concretamente, entre el estado venezolano de Táchira y el departamento colombiano de Norte de Santander.

El nivel de desafío de seguridad con la que se enfrenta las Fuerzas Armadas venezolana en la frontera es colosal.

 “Trochas” y el ejército venezolano

Debido a que más de 2 mil kilómetros que separan ambos países, han sido el hogar de poderosos grupos criminales.

Esto ha forjado que fuerzas de seguridad y gobernantes venezolanos fronterizos los soportaran, además, han creado alianzas con ellos.

Tras el cierre de la frontera en 2015 permitió que estos grupos y diversas economías criminales tomaron varias zonas.

El cierre de la frontera llevó a las personas a recurrir a estas “trochas”, donde estos grupos armados establecieron cobros.

Ejército venezolano. Magazinealdia.com

El Ejército venezolano mantiene una apretada hostilidad en la frontera.

 

Zulia, hábitat de grupos criminales

Al norte de la frontera venezolana se ubica Zulia con el departamento de La Guajira, Colombia, segundo paso migratorio más importante.

El desierto con pasos informales o “trochas” en esa zona facilita el cruce de migrantes, contrabando de víveres incluido el combustible.

Mientras tanto, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, (FARC), se disputan el narcotráfico.

Junto a los Wayuu, que habitan en ambos lados, con apoyo del ELN controlan el paso por las “trochas”.

Al sur del estado Zulia, domina fácilmente la producción y tránsito de cocaína.

Estas actividades son facilitadas por algunos miembros de los cuerpos de seguridad que cobran por el paso de las mercancías.

Táchira, punto comercial del ELN

Con tres puentes internacional, el estado venezolano Táchira es el de mayor actividad comercial con Colombia y paso migratorio.

Tras el cierre, Táchira es punto comercial para el paso de medicamentos, alimentos, personas y drogas a través de unas 250 trochas.

El ELN cobra por el paso de víveres y personas. Aparentemente, autoridades y políticos se benefician de estos cobros.

Estos grupos se convirtió en un aliado político y militar de las autoridades venezolanas.

Pues, según, la guerrilla colombiana intervino en las elecciones regionales de 2021 a favor de Freddy Bernal.

Por otro lado, el Tren de Aragua, la banda criminal más poderosa de Venezuela está desafiando la superioridad del ELN.

La banda criminal llegó a la frontera con afán de apoderarse de las “trochas” y ha desarrollado altos niveles de violencia.

Apure, el microcosmos de la guerrilla

Por otro lado, el estado venezolano Apure se encuentra al suroeste de la frontera con Colombia.

Sus extensas planicies y su economía establecida en la producción agropecuaria lo hacen el estado llanero por excelencia.

Ejército venezolano. Magazinaldia.com

Pistas clandestinas son destruidas por el Ejército venezolano.

La crisis económica de Venezuela afectó ampliamente la ganadería, una tragedia que fue aprovechada por grupos criminales colombianos.

En esas planicies al sur se construyen pistas utilizadas para el despacho de avionetas cargadas con cocaína que salen hacia Centroamérica.

También hay producción incipiente de cocaína y al norte el contrabando se apodera, sobre todo de gasolina y ganado.

En el 2000 Chávez vio a las guerrillas como aliadas, entonces Apure se convirtió en una base operativa de estos grupos.

Después de una guerra entre disidentes de las Ex FARC Mafia y el ELN en 2022, el ELN domina actualmente ese estado.

Desde entonces, controla las dos economías criminales, además, es la autoridad de facto imponiendo normas y reglas sociales.

Amazonas, la selva que los resguarda

Amazonas es el último estado venezolano de la frontera con Colombia.

La selva y yacimientos de oro son los atractivos para el ELN y el Frente Acacio Medina, una disidencia muy poderosa.

El Parque Nacional Yapacana, en San Fernando de Atabapo, es el paraíso de la minería ilícita, según medios informativos nacionales.

Al norte del estado Amazonas predomina el tráfico de la cocaína con dirección hacia Brasil.

Sus autopistas fluviales y escaso control de seguridad garantizan el flujo del oro y el contrabando de víveres y gasolina.

Este Frente se ha encargado de explotar la minería ilegal en el sur del estado, mientras que el ELN, se ha asentado en el norte.

Los dos grupos imponen sus reglas, aunque, a diferencia de los otros estados fronterizos, han encontrado resistencia de los indígenas.

Actualmente el botín es repartido entre cuerpos de seguridad, el Frente y el ELN, de acuerdo con representantes indígenas.

¡Si te gustó este post compártelo con alguien más!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *