NOTICIAS

El agua de lluvia no es potable

Las imágenes están sujetas a los derechos del autor.

El agua de lluvia que cae de forma de precipitación es pura, sin cloro y que aprovechamos para muchos usos en el hogar.

Pero, la incógnita es a causa de la industrialización ¿Podemos beber esta agua?.

Sigue leyendo este post para que te enteres si puedes consumir agua de las precipitaciones.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Estocolmo y la ETH Zúrich, informaron que el agua de lluvia ya no es potable.

Ni siquiera en la Antártida o en los confines más prístinas de la Tierra, señala las investigaciones.

Según el estudio, el agua de lluvia está contaminada por sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS, siglas en inglés).

Tras años de estudios los científicos llegaron a la conclusión que los niveles en la atmósfera de estas sustancias químicas son dañinas.

Aseguran que lo peor del caso es que no están disminuyendo, afirma Ian Cousins, titular del estudio y profesor de la Universidad de Estocolmo.

Agua de lluvia insegura

Estas partículas tóxicas, producidas por la actividad humana, se propagan por la atmósfera y se encuentran en el agua de lluvia y la nieve.

Incluso ni siquiera en la Antártida o en la meseta Qinghai-Tíbet, que es una importante fuente y reserva de agua para China.

El agua de lluvia se considera insegura para consumir.

Aparte del cáncer, las PFAS lo asocian también con una gama de daños severos como problemas de aprendizaje y conducta en los niños.

Incluso, en la infertilidad, aumento del colesterol, complicaciones en el embarazo y problemas del sistema inmunitario.

Los investigadores anunciaron en un artículo en la revista Environmental Science & Technologydonde sugieren que las PFAS superaron los límites.

Partículas que se acumulan

Estas sustancias químicas que son utilizadas por años en las industrias no se degradan, y pueden acumularse con el paso del tiempo.

Así lo explica la Agencia de Protección Ambiental de EEUU, por lo que recibieron el alias de «sustancias químicos para siempre».

En consecuencia, estás sustancias que se propagan en la atmósfera, se localizan como ya lo explicamos en el agua de lluvia y en la nieve.

Por lo que muchas empresas han eliminado el uso de estos químicos en sus procesos de fabricación por los valores de peligrosidad.

Las directrices estadounidenses sobre el PFOA, el agua de lluvia de todo el mundo se considera insegura para consumir.

Aunque en el mundo industrial no recolectan agua para beber, mucha gente cree que es potable.

Uno de los procesos más importantes del ciclo de los PFAS, es el transporte del agua de mar al aire por medio de los aerosoles marinos.

Finalmente, esta es otra área activa que esta investigando el equipo de la Universidad de Estocolmo.

¡Si te gustó este post compartelo con alguien!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *