BELLEZA

El colágeno marino y sus beneficios

Las imágenes están sujetas a los derechos del autor.

El colágeno marino es una proteína que se encuentra en la piel, huesos y cartílago de los animales marinos y algas.

Contiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y se utiliza en la industria alimentaria, farmacéutica y de belleza desde hace décadas.

Se obtiene a través de la hidrólisis de los tejidos de animales marinos, que significa que se rompe en sus aminoácidos.

Estos aminoácidos son bloques de construcción de las proteínas, esenciales para la formación de tejidos como la piel, huesos y cartílagos.

Ventajas del colágeno marino

Una de las ventajas del colágeno marino es su alto contenido de ácido hialurónico, un compuesto que hidrata la piel y mantiene su elasticidad.

Esto lo hace especialmente útil para tratar problemas de la piel como arrugas, flacidez y sequedad:

  • Mejora la elasticidad de la piel
  • Combate la flacidez aportando firmeza
  • Regenera la piel, devolviéndole su fuerza
  • Hidrata y nutre en profundidad
  • Retrasa el envejecimiento
Colágeno marino. magazinealdia.com

El colágeno marino lo encuentras de manera farmacéutica en capsulas, pastillas y polvo.

El colágeno marino, con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, lo hace muy beneficioso para tratar el dolor articular y osteoartritis.

También se utiliza en la industria alimentaria para mejorar la textura, la apariencia de los alimentos y mejorar la digestión.

Se ha demostrado que el colágeno marino ayuda a mejorar la salud del tracto gastrointestinal y fortalece el sistema inmunológico.

En cuanto a su suplementación, el colágeno marino se encuentra en cápsulas, polvo, líquido y cremas para aplicar en la piel.

Como proteína debe ser ingerido con alimento para una mejor absorción y mejores resultados.

También hay que resaltar que se debe elegir un suplemento de colágeno marino de calidad y de una fuente confiable.

Colágeno marino. magazinealdia.com

Con el colágeno marino estimularías el desarrollo y renovación de células que conforman nuestra dermis.

Tres puntos claves para recordar:

  • Un sustituto al colágeno humano: Con el tiempo, el colágeno de nuestro cuerpo disminuye. El colágeno marino es una excelente alternativa
  • Diversos modos de administración: Puedes elegir consumir colágeno marino mediante tratamientos cutáneos, como cremas, mascarillas o por suplementos alimenticios.
  • Diversos beneficios: El colágeno marino combate las arrugas, pero también mejora la elasticidad de nuestras articulaciones.

Referente al punto anterior, el colágeno marino refuerza los huesos, lo que permitirá seguir practicando actividades deportivas, aunque pasen los años.

Finalmente, los músculos se mantendrán más saludables y fuertes con un adecuado consumo de colágeno marino.

¡Si te gustó este post compartelo con alguien más!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *