SALUD

Estudio relaciona alimentos ultraprocesados con la depresión

El consumo de alimentos ultraprocesados, incluso las bebidas, podría estar relacionado con el desarrollo de la depresión en la mujer, según un nuevo estudio.

Gunter Kuhn le, catedrático de Ciencias de la Alimentación y Nutrición de la Universidad de Reading, Reino Unido, señala que el estudio relaciona el consumo de alimentos ultraprocesados con la depresión.

Explica que existe un riesgo aproximadamente un 50 % mayor para quienes consumen 9 raciones al día o más al 20 % en comparación con quienes consumen 4 raciones o menos.

Te puede interesar leer: Comer saludable entre comidas

Los alimentos ultraprocesados incluyen sopas, salsas, pizzas congeladas, comidas precocinadas.

Igualmente, hot dog, salchichas, papas fritas, refrescos, galletas compradas en la tienda, pasteles, caramelos, donuts, helados, así como muchos más alimentos y bebidas que contienen edulcorantes artificiales.

Alimentos ultraprocesados & inflamación crónica

El Dr. Andrew T. Chan, coautor del estudio, señala que existe una relación conocida entre los alimentos ultraprocesados y la inflamación crónica.

Resulta que es una de las causas fundamentales de muchas enfermedades crónicas, como el cáncer colorrectal y las enfermedades cardiacas, señala Chan.

Alimentos ultraprocesados. magazinealdia.com

Existe una relación conocida entre los alimentos ultraprocesados, la inflamación crónica y la depresión.

También menciona que hay pruebas emergentes de que los microbios del intestino se relacionan con el estado de ánimo, lo que podría ser otro mecanismo que conecta los alimentos ultraprocesados con la depresión.

El ensayo, publicado el miércoles 20 de septiembre en la revista JAMA Network Open, observó las dietas de 32.000 mujeres que forman parte del Nurses’ Health Study II, un estudio longitudinal sobre la salud de la mujer.

Resaltó que al estudio no incluyeron a ningún hombre, por lo que los resultados no pueden generalizarse.

Por lo tanto, es importante destacar que este estudio es observacional y no puede establecer una causa y efecto definitivos entre la ingesta de alimentos ultraprocesados y la depresión.

También es difícil separar el impacto de la dieta en el riesgo de depresión de otros factores de riesgo conocidos, como el estrés y la falta de apoyo social.

En resumen, aunque este estudio sugiere una asociación entre los alimentos ultraprocesados, especialmente aquellos con edulcorantes artificiales, y la depresión, se necesita más investigación para comprender completamente esta relación y sus posibles mecanismos.

Visita nuestra sección de Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *