CURIOSIDADES

La noche polar, ¿en qué consiste este fenómeno?

La noche polar ha envuelto a Alaska y otras regiones hasta enero de 2024, y aunque nos resulte extraño, esto ocurre año tras año.

Desde noviembre hasta enero, los habitantes de Alaska experimentan días en completa oscuridad, sin presenciar la salida del sol cada mañana.

No obstante, sus vidas continúan con normalidad. Durante al menos 30 días, siguen trabajando, disfrutando en las calles y asistiendo a la escuela.

Su referencia para distinguir los días no es la luz solar, sino la hora, y a pesar de la falta de luz natural, la vida cotidiana persiste con iluminación artificial en diferentes momentos del día.

En la zona norte del planeta, nos adentramos en la temporada invernal o, más precisamente, estamos experimentando el final del otoño.

Esto implica la presencia de un clima frío y vientos implacables, aunque, por supuesto, no son los únicos fenómenos naturales notables.

La noche polar emerge como uno de los más intrigantes, ya que, sinceramente, ¿quién podría sobrevivir «de noche» durante más de un mes? La respuesta es sencilla: Alaska, Finlandia, Rusia y Noruega.

Es un fenómeno tan recurrente que han aprendido a organizarse para mantenerse abrigados durante esos días y para que las horas sigan siendo igual de productivas.

¿Qué es la noche polar?

Como mencionamos previamente, la noche polar se trata de un período de al menos 30 días en los cuales el Sol no se hace visible a simple vista; sin embargo, la explicación subyacente es considerablemente más detallada.

Noche polar. magazinealdia.com

La noche polar puede durar desde unas pocas semanas hasta varios meses, dependiendo de la latitud.

Te puede interesar leer: Tragedia de los Andes: Una historia de canibalismo y “milagro”

Según la Universidad Nacional Autónoma de México, la noche polar tiene lugar debido a la inclinación de la Tierra al final del otoño y al inicio del invierno.

En esta posición, los rayos del Sol no alcanzan la altura necesaria para superar el horizonte de los polos, lo que provoca que algunas regiones del planeta permanezcan sumidas en la oscuridad y experimenten temperaturas extremadamente bajas.

Según investigaciones realizadas por astrónomos y expertos de diversas universidades, la noche polar tiene una duración de 30 días, si bien este período puede variar según la ubicación.

En el caso de Alaska, que es el lugar más común para experimentar este fenómeno, ha llegado a prolongarse hasta 66 días sin luz natural.

Para el año 2024, se estima que la presencia del Sol volverá a manifestarse alrededor del 23 de enero.

Durante la noche polar, las temperaturas pueden descender hasta niveles extremadamente bajos, y el viento y la nieve pueden hacer que las condiciones sean aún más difíciles.

Este fenomeno climático también puede tener un impacto significativo en la vida silvestre, ya que muchas especies animales migran a regiones más cálidas durante este periodo.

La noche polar es un fenómeno natural fascinante que ofrece una visión única de la belleza y la diversidad del planeta Tierra.

Visita nuestra sección de Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *