MAGAZINE AL DÍA

Niños con autismo: Signos y síntomas

En esta ocasión te hablamos del trastorno del espectro autista. Te contamos algunos signos y síntomas tempranos en los niños con autismo.

Muchos niños con este trastorno muestran comportamiento diferente durante su desarrollo, sobre todo en aspectos relacionados a sus habilidades para comunicarse y socializar.

En el seno familiar pueden notar como sus hijos, no solo tienen retraso en el habla, además es diferente la forma en la que se relacionan con otros niños de su edad.

Algunas diferencias, relacionadas con el autismo, se pueden mostrar antes de los 24 meses de edad. En este post te ayudamos a identificar esos signos y síntomas tempranos del autismo.

Identifica los signos en los niños con autismo

NIÑOS CON AUTISMO-magazinealdia.com

Los niños con autismo no mantienen el contacto visual o es muy breve.

En este punto es importante destacar que un niño con trastorno del espectro autista o TEA, no siempre presenta los mismos síntomas que otro niño con la misma condición.

Tanto la cantidad como la severidad de estos síntomas pueden variar de un caso a otro.

A continuación, algunos ejemplos del comportamiento de los niños con autismo en el ámbito social:

Diferencias sociales

  • Por lo general, no mantienen el contacto visual o es muy breve.
  • No responden a gestos de los padres, por ejemplo, una sonrisa.
  • No siguen con la mirada a objetos o eventos que señalan los padres.
  • Los niños con autismo no señalan objetos o actividades para que los padres los miren.
  • No muestra objetos de su interés.
  • Las expresiones faciales de los niños con TEA por lo general no son las adecuadas.
  • No muestran empatía, es decir no muestran preocupación por su entorno.
  • No tienen interés en hacer amigos.

Niños con autismo y la comunicación

  • Es común que los niños con autismo no digan palabras sueltas a los 16 meses de edad.
  • Tampoco suelen señalar objetos que les cause interés o por los que sientan necesidad.
  • No comparten cosas con otros niños o sus padres.
  • La repetición mecánica es normal en los niños con TEA, es decir repiten lo que escuchan sin entender su significado.
  • No responden a su nombre, pero si les llama la atención otros sonidos, por ejemplo, el ladrido de un perro.
  • Mezclan los pronombres y suelen referirse a sí mismo como “yo” o “tú”.
  • No muestran interés por comunicarse.
  • Por lo general, no pueden iniciar una conversación o mantenerla.
  • No utilizan juguetes u otros objetos de forma convencional.
  • Los niños con autismo suelen tener una memoria privilegiada, sobre todo para los números, las canciones de campañas publicitarias o las letras.
  • Tienen una etapa de regresión entre los 15 y 24 meses de edad. En este lapso pueden perder logros sociales e incluso el lenguaje.

Conductas repetitivas y obsesivas en los niños con TEA

  • Los comportamientos estereotipados son comunes en los niños con TEA, por ejemplo, dan vuelta, se balancean o mecen, caminan en la punta de los pies largos tramos o aletean las manos.
  • Tienen dificultades con los cambios de rutina. Prefieren el orden y no toleran los cambios de una actividad a otra.
  • Muestras obsesión con algunas actividades inusuales, por lo general la realiza, repetidamente, durante todo el día.
  • Los niños con autismo parece que no sienten dolor.
  • Hay una ambigüedad con respecto a la sensibilidad con los olores, textura o al tacto, pueden ser muy sensibles o no tener ninguna sensibilidad.
  • Suelen mirar a los objetos desde ángulos poco comunes.

Comportamiento típico vs niño con autismo: Las diferencias

En esta parte del contenido te dejamos algunos ejemplos para identificar, a temprana edad, los síntomas del autismo.

A los 12 meses de edad un pequeño con desarrollo típico voltea cuando escucha su nombre. Un niño con TEA puede responder a otros sonidos, pero no voltea cuando escucha su nombre.

Un niño con desarrollo típico a los 18 meses puede señalar con el dedo un objeto para compensar su falta de habla, mientras que un niño con autismo se limita a imitar lo que escucha en la tele

A los 24 meses de edad un niño con desarrollo típico es capaz de mostrar a sus padres una foto o imagen que le produce alegría u otro sentimiento.

A esa edad los niños con TEA por lo general no muestran alegría al jugar con sus padres, tampoco hacen contacto visual con estos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *