NOTICIAS

Nueva York en crisis por ola de migrantes

Las imágenes están sujetas a los derechos del autor.

Eric Adams, el alcalde de Nueva York, declaró este viernes el estado de emergencia para poder responder ante el arribo de miles de migrantes, que han sido enviados en autobuses por las autoridades del estado de Texas.

En consecuencia, Adams dijo que la ciudad espera gastar mil millones de dólares para ayudar a estas personas y que el sistema de albergues está prácticamente lleno.

Ayuda federal y estatal

Es por ello, por lo que pidió ayuda apremiante a los Gobiernos federal y estatal. Según Adams, desde abril más de 17.000 personas, han llegado a Nueva York desde la frontera sur de EEUU.

Por lo tanto, la declaración del estado de emergencia ordenará a todas las agencias de la ciudad coordinación para que puedan responder a la crisis humanitaria.

Además, de construir Centros de Ayuda y Respuesta Humanitarias de la ciudad. La medida estará vigente por 30 días, sin embargo, puede extenderse.

Gastos de traslados

Por otro lado, hasta la primera semana de octubre, Adams anunció que Texas había gastado más de 18 millones de dólares en transportar inmigrantes.

Por la ola de migrantes a Nueva York podría superar en el sistema de refugio las 100.000 personas en 2023.

Los cuales fueron procesados ​​y liberados por las autoridades de inmigración en las comunidades fronterizas de Texas y luego trasladado a otras ciudades.

«Esta es una crisis humanitaria que inició con la inestabilidad y violencia en América del Sur y que se ha acelerado por el gobierno estadounidense», sostuvo Adams.

Adams aseguró que miles de personas han llegado en autobús a la ciudad de Nueva York y que simplemente los han dejan sin previo aviso, atención o coordinación, y que cada día llegan más.

Refugios al 100%

Por otro lado, el alcalde dijo que el sistema de refugios de Nueva York está operando casi al 100% de su capacidad.

Añadió que, si los solicitantes de asilo continúan llegando a ese ritmo, la población dentro del sistema de refugios superará las 100.000 personas en 2023.

También, indicó que se han dispuesto 42 hoteles como refugios temporales y que unos 5.500 niños migrantes se han matriculado en las escuelas.

Gregg Abbott y otros gobernadores republicanos usan la táctica de enviar migrantes a NY, Washington y ciudades gobernadas por demócratas para dosificar la carga migratoria y protestar contra las políticas de Joe Biden.

Ciertamente, por ley, Nueva York es una de las pocas ciudades de EEUU que tiene la obligación de dar cobijo las personas y no dejarlos en la calle, a pesar de que la llegada de inmigrantes está poniendo a prueba el sistema.

Albergue en Randall´s Island

Adams señaló que en las próximas semanas, abrirán un gran Centro de Ayuda y Respuesta a Emergencias Humanitarias en Randall’s Island.

Este albergue acobijará a cientos de personas que han llegado a la ciudad de Nueva York después de un largo viaje desde la frontera sur.

Aunque, no se tomen medidas inmediatas, ese centro se llenará en los próximos días. “Y tendremos que abrir mchos más, incluso cuando se acerca el invierno”, declaró.

“Hemos recibido algo de ayuda, sin embargo, necesitamos más”, dijo. “Estamos al borde del precipicio. Como he dicho antes, necesitamos ayuda y la necesitamos ya”.

Aparte de la ayuda financiera, Adams dijo “se necesita apoyo con permisos de trabajo, una estrategia de descompresión que desacelerará la salida de estas personas y una estrategia de reasentamiento”.

Además dijo que anunciará un proyecto para que los neoyorquinos acojan a demandantes de asilo o personas sin vivienda, pues, muchos «quieren ayudar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *