NOTICIAS

Papa Francisco permite la bendición de parejas homosexuales

El Papa Francisco ha dado un paso hacia el aperturismo de la Iglesia católica al aprobar un documento doctrinal que permite la bendición de parejas del mismo sexo y otras «irregulares», siempre que no imite al matrimonio.

Según el portal oficial del Vaticano ‘Vatican News’, la declaración ‘Fiducia supplicans’, del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, aprobada por el Papa, permitirá bendecir a parejas del mismo sexo, aunque su condición sea «irregular».

Esto sería posible siempre que el ministro ordenado dé su consentimiento, pero sin que este gesto contenga elementos parecidos a un rito matrimonial.

El papa Francisco apoya las uniones homoxuales

Al mismo tiempo, el documento distingue entre bendiciones rituales y litúrgicas, y bendiciones espontáneas que se asemejan más a gestos de devoción popular.

En esta última categoría, se contempla ahora la posibilidad de bendecir a aquellos que no viven según las normas de la doctrina moral cristiana, pero solicitan una bendición.

La declaración comienza con una introducción del cardenal Víctor Fernández, del Dicasterio, destacando que profundiza en el «significado pastoral de las bendiciones» basándose en la visión pastoral del Papa Francisco.

Papa Francisco. magazinealdia.com

El Papa Francisco ha dado un paso más hacia el aperturismo de la Iglesia católica.

Te puede interesar leer: Vaticano: Inclusión LGBT en actos religiosos

Igualmente, subraya que esta declaración representa un desarrollo respecto a lo dicho anteriormente sobre las bendiciones.

Incluye, además, la posibilidad de bendecir a parejas en situaciones irregulares y a parejas del mismo sexo, sin validar oficialmente su estatus ni modificar la enseñanza perenne de la Iglesia sobre el matrimonio.

La declaración recalca que solo las relaciones sexuales dentro del matrimonio entre un hombre y una mujer se consideran «lícitas» según la «perenne doctrina católica».

Analiza el significado de las diversas bendiciones y subraya que estas deben ser acordes a la voluntad de Dios expresada en las enseñanzas de la Iglesia.

También dice, reconocer a quien pide una bendición «se muestra necesitado de la presencia salvadora de Dios en su historia», expresando «una petición de ayuda a Dios, una súplica por una vida mejor».

Estas peticiones deben ser acogidas y valoradas «fuera de un marco litúrgico», cuando se encuentran «en un ámbito de mayor espontaneidad y libertad».

No estarán estandarizadas

Además, el documento permite bendiciones para aquellos que, aunque en una unión «que en modo alguno puede parangonarse al matrimonio», desean encomendarse al Señor y a su misericordia, invocando su ayuda.

Estas bendiciones, según la declaración, no deben estandarizarse, sino confiarse al «discernimiento práctico en una situación particular».

Asimismo, se sugiere que el ministro ordenado pida paz, salud, paciencia, diálogo, ayuda mutua, luz y fuerza de Dios en la oración previa a estas bendiciones espontáneas.

La bendición a parejas homosexuales o «irregulares», es decir, no canónicamente casadas, puede ir seguida de una «oración breve» donde el sacerdote pide paz, salud y espíritu de paciencia.

Visita nuestra sección de Farándula

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *