NOTICIAS

Salud en Venezuela en crisis

Las imágenes están sujetas a los derechos del autor.

Es preocupante para los venezolanos la situación del sistema de salud, debido al déficit de médicos, medicamentos, insumos y buenas infraestructuras.

La salud en Venezuela ha estado en un declive desde 2012, y las condiciones han empeorado desde 2017.

Unas doce ONG que defienden los derechos de los pacientes respaldan el grave problema de salud con la que se enfrentan los venezolanos.

El presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV), Douglas León Natera anuncia el aumento en la repercusión de enfermedades infecciosas que habían sido erradicadas.

Estos brotes evidentemente sugieren una grave disminución de una simple cobertura de jornada de vacunación.

Déficit hospitalaria

A la par de las apariciones de estas enfermedades, se le agrega a las penurias del enfermo venezolano, la falta de atención oportuna, escasez de insumos y altos costos, e insuficiencias de equipos.

También, a esto se suma la reticencia del gobierno en aceptar donaciones del extranjero, pues, no quiere admitir que hay un problema pero tampoco quiere solucionarlo.

La crisis es peor de lo anunciado, pues una encuesta, realizada del 1 al 10 de marzo de 2018, evaluaron el rendimiento de 104 hospitales públicos y unos 33 centros privados en Venezuela.

La FMV calcula que este rendimiento en los hospitales venezolanos esta alrededor del 70%.

Más de 30 mil médicos han salido de Venezuela.

La mayoría de los servicios de laboratorio solo están disponibles intermitentemente o son inoperantes y el 79% de las instalaciones no tienen agua en absoluto.

Además, más del 70% de los quirófanos no funcionan o lo hacen discontinuo, solo un 7% de los servicios de emergencia están operativos, no cuentan con el 88% de las medicinas básicas y 79% de los insumos médicos esenciales.

Fuga de capital humano

La otra problemática, es la pérdida de capital humano por el éxodo de unos 30 mil médicos, 6 mil 600 laboratoristas, y más de 5 mil enfermeras, y otros trabajadores de la salud, que han migrado a Colombia, Brasil, Chile o Perú, y otros más lejos como México y EE.UU.

Por otra parte, mientras la atención médica peligra en los hospitales, etiquetada como la peor crisis sanitaria del país, el Gobierno financia sistemas paralelos de salud graduando a médicos comunitarios y a militares.

Natera refiere que en la lucha contra el covid en dos años, los médicos y enfermeras se enfrentaron con casos graves, donde fallecieron más de 600 hasta marzo de 2022.

Ante la preferencia de los gobiernos de los últimos 20 años de insistir e invertir recursos en Barrio Adentro, alrededor de 25 billones de dólares han destinado en siete años, desde el 2010 hasta 2016 y aun siguen derrochando recursos.

Para Natera no es complicado predecir el futuro de la salud en Venezuela, con el talento que se fue antes de la pandemia, los que fallecieron y los que viene con problemas de formación, podemos tener un sistema de salud caótico no muy lejano.

Sin recurso humano de calidad

“Se puede tener todo el dinero que envíe la Cruz Roja pero si no se forma un recurso humano de calidad, estamos condenados a tener una atención pésima y el riesgo será para el paciente», dijo.

Además no es culpa de los estudiantes, sino a quiénes les dan el capital, pues, tendremos una capacidad de respuesta muy disminuida”, recalcó el medico.

Finalmente, mientras haya improvisación, y la política de salud se subordine a los intereses políticos del momento, los resultados serán desfavorecedores para el venezolano.

¡Si te gusto este artículo compartelo con alguien más!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *