SALUD

Sopas instantáneas: ¿Son una elección saludable?

¿Eres aficionado a las sopas instantáneas? Seguro que por la practicidad a la hora de prepararlas recurres a estos alimentos para alimentarte, pero ¿sabes qué estás consumiendo?

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), adscrito a la Secretaría de Economía del gobierno de México, ha revelado que las sopas instantáneas constituyen uno de los alimentos procesados más comunes por su practicidad.

Sin embargo, carecen de valor nutricional y su composición se basa en una serie de potenciadores de sabor artificiales que no benefician al organismo.

Ingredientes de las sopas instantáneas

La Profeco destacó que las sopas instantáneas contienen elementos como carbohidratos derivados de harina de trigo o maíz, salsa de soya, sal, aceite refinado, vegetales deshidratados, glutamato monosódico, azúcar, especias, aceite vegetal y extracto de pimienta roja, además de cantidades variables de grasas y proteínas.

Las sopas instantáneas exhiben un contenido energético que oscila entre 29 y 230 kilocalorías por cada 100 gramos de producto preparado.

sopas instantáneas. magazinealdia.com

Las sopas instantáneas ofrecen conveniencia, pero carecen de nutrición.

Te puede interesar leer:  Comida Kawaii: Tendencia culinaria global

Además, la Profeco señaló que son uno de los productos con mayores concentraciones de sodio en su composición.

No obstante, la Profeco destacó especialmente el elevado contenido de glutamato monosódico en estos productos y afirmó que este aditivo alimentario, común en los alimentos procesados, es un concentrado extraído de fuentes como el betabel o la caña de azúcar.

En la industria alimentaria, su función radica en potenciar la receptividad de la lengua a los condimentos, aunque, paradójicamente, tiene un sabor desagradable cuando se consume de manera aislada.

Camarones en las sopas de preparación rápida

Las sopas instantáneas, considerado como un recurso veloz para saciar el hambre, suelen incluir diminutos camarones que, a simple vista, parecen más propios de un juego que de un plato real.

sopas instantáneas. magazinealdia.com

Su composición se basa en una serie de potenciadores de sabor artificiales que no benefician al organismo.

Pero ¿qué son en realidad? Un estudio realizado por la Profeco arrojó luz sobre este enigma.

Resulta que estos camarones en miniatura son, en verdad, camarones deshidratados a los que se les añade sodio y otros elementos, incluyendo conservantes.

Es esta combinación la que les otorga su característico sabor y hacerlo más llamativo al consumidor.

Así que, aunque técnicamente son camarones, no representan exactamente el manjar marino que podrías degustar.

Además, las verduras y los extractos de carne presentes en estas sopas son sometidos a un proceso de liofilización, el cual implica la deshidratación de alimentos y el uso significativo de sal para su preservación.

Es crucial reconocer que estos productos procesados experimentan una pérdida considerable de nutrientes, lo que implica que, aunque son prácticos, no constituyen la elección más saludable.

La próxima vez que te deleites con una sopa instantánea, ten en cuenta los componentes reales que la componen.

Visita nuestra sección de Moda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *